Proceso Educativo

“Educar” según Santo Tomás de Aquino esimpulsar, estimular, guiar y excitar las potencialidades del estudiante para que él mismo por virtud de su inteligencia,
interprete el mundo, actúe y se realice en beneficio de quienes comparten con él.

El Colegio San Alberto Magno orienta su procesoeducativo según la filosofía de San Alberto Magno y Santo Tomás de Aquino, por lo tanto el fin primordial que se persigue consiste en formar:


  • Hombres libres, capaces de controlar sus actuaciones recurriendo a la razón, la fe y la voluntad.
  • Hombres que generen y promuevan vida a través del desarrollo de sus capacidades y la adquisición de hábitos que orienten sus vivencias hacia la superación.
  • Hombres que conozcan, valoren y respeten de la misma manera su vida corporal como su vida espiritual.
  • Hombres capaces de llevar la vida dominicana a cualquier situación, sin dejarse influir por el medio.
  • Hombres inteligentes que elaboren el saber y lo pongan al servicio de la comunidad.
  • Hombres capaces de utilizar la investigación, la inteligencia y la experiencia en la búsqueda de la verdad, la justicia y el verdadero sentido de la vida.
  • Hombre capaces de trascender dejando su huella en el ambiente donde se desempeñen.
  • Hombres capaces de llevar la ciencia a la práctica para el bien común, constituyendo de esta manera una sociedad más justa y humana.
  • Hombres que al salir del Colegio continúen con su autoformación.
  • Hombres que valoren las conclusiones científicas y estén dispuestos a aprender lo bueno de los demás sin importar quien lo dijo, sino lo razonable que es.

La filosofía del Colegio tiene como fin primordial la Educación Integral de los niños, niñas y jóvenes y tiende a hacer de ellos honrados ciudadanos y cristianos convencidos. Los prepara para la vida, para ser agentes de cambio en la familia, en la sociedad y en la comunidad.

La Institución realiza sus actividades formativas como comunidad educativa cuyo eje principal es el estudiante en el cual participan unidos en diálogo y responsabilidad, según sus niveles: las directivas, profesores, padres de familia y demás entes que la conforman.

Acompañar al estudiante en el camino de su formación como persona, basándonos en el cultivo de valores religiosos, políticos, sociales, estéticos, éticos, culturales, científicos y económicos que los motiven al respeto por su vida.

Propiciar espacios de estudio, investigación y lectura permanente en un ambiente de alegría, convivencia, y comunión en donde florezca el diálogo, piedad, amabilidad y servicio a sus hermanos.